domingo, 25 de enero de 2015

Miss Korea (2013) ... ¿Una chica sencilla puede ser una reina?

Este drama me llamó la atención desde que leí la sinopsis, cuando todavía no se sabían ni siquiera los actores protagonistas. No es muy popular, pero a mí me encanta y lo encuentro precioso. Al estar ambientado en el '97 me gustó ese aire nostálgico que tiene.

Kim Hyung Joon (Lee Sung Gyun) tiene una empresa de cosméticos llamada VIVI que tiene muchos problemas económicos, por lo que se le ocurre ayudar a una chica a convertirse en Miss Korea y que promocionar sus cosméticos. La elegida es Oh Ji Young (Lee Yeon Hee), la chica más bonita de la escuela y que en la actualidad es una ascensorista, de la que él estaba enamorado en sus días de escuela y ahora.

Así Hyun Joon y sus compañeros de empresa hacen de todo para hacer de Ji Young una Miss Korea. Ellos son Hong Sam (Oh Jung Se), Jae Hwan (Kang Woo) y la doctora Hwa Jung (Song Sun Mi) la única mujer en el equipo, pero que no está muy dispuesta a ayudar en lo de la Miss. Pronto se les unirá también el prestamista Jun Sun Saeng (Lee Sung Min) encargado de cobrar el dinero que debe cosméticos VIVI, ya que a él le conviene para que por fin puedan saldar la deuda y su jefe deje de atacarlo.


Creo que puede ser que lo que no llama la atención de este drama es el concurso de belleza. A mí, personalmente, no me gustan este tipos de concursos, porque se le da a la belleza demasiada importancia. Además, quién puede decir que mujer es más linda que otra. Lo de las medidas, altura y peso que se califica como belleza, lo encuentro alarmante. No sé hay cosas más importantes que hacer parecer a unas chicas muñecas de plástico... Pero lo que me gustó del drama es que Oh Ji Young no es una chica que quiere sobresalir por su belleza, si no que lo que busca  es destacar en algo en la vida, poder dejar ese trabajo en el que la humillan, la maltratan y más encima la acosan. Se arrepiente de no haber estudiado más para haber tenido un futuro distinto, por lo que ella ve al Miss Korea como una oportunidad para cambiar su vida. En ese sentido el drama es una linda historia de superación.

Dejando todo lo de la belleza a un lado, el concurso lo encontré muy entretenido. Me gustaron mucho las presentaciones de canto y baile que hacían. Se escuchan canciones que eran éxitos en los '90 en Corea como Separation with her de Kim Hyun Jung, Bimil eun eobseo de Roo'Ra' y Warning of the Eve de Park Mi Kyung. Además de éxitos tan sonados a nivel mundial como Hey Mickey o La Macarena.



Entre los personajes, tenemos además a dos presidentas de centros de belleza de renombre. La presidenta Ma Ae Ri (Lee Mi Sok) que es la que ha convertido a más chicas en Miss Korea y ahora tiene a su cargo a Kim Jae Hee (Go Sung Hee), ella es una buena chica, que lleva una tristeza. Y por otro lado, la presidenta Yang Choon Ja (Hong Ji Min) que antes trabajaba con la presidenta Ma, pero se independizó. Es una mujer muy divertida e ingenua. A su cargo están otras tres chicas, que son de las que cortan ropa e intimidan a las demás candidatas para asegurarse el triunfo.


También tenemos a Lee Yoon (Lee Ki Woo) rival de Hyun Joon por conseguir el corazón de Ji Young. Aunque el drama no se centra tanto en le romance. También hay otra pareja que me gusta mucho: entre el prestamista y la doctora de VIVI empieza a surgir algo. Ese gánster robó mi corazón.
La familia de Ji Young también es súper especial. Ella vive con su papá, su abuelo, su hermano y su tío. Su mamá murió y ella llamá mamá a su papá. Ellos se oponen a que ella entre en el concurso, pero son una muy buena familia, que adora a Ji Young.


El entrenamiento para ser toda una Miss es tremendamente duro. Ponen a las chicas a hacer unos ejercicios que casi quedan desmayadas y se matan de hambre. Además la rivalidad entre ellas es muy fuerte. Les hacen unos peinados  que se ve que deben ser muy incómodos y que a mí me causan mucha gracia.

De fondo el drama nos muestra la crisis del FMI que vivía Corea en 1997 y como eso afectaba incluso al concurso de Miss Korea. También podemos ver un trabajo que ya no existe. Ji Young trabaja en el último edificio que tiene ascensoristas, pero que está pronto a prescindir de ellas. Por esto es que Ji Young se ve más presionada a entrar en el concurso, ya que no sabe que hará cuando sea despedida.

El OST de este drama es maravilloso. Me encantan Moonlight de Onew, Hero de J-Min y las que canta el grupo Every Single Day, grupo que también tenia varias canciones en el OST de Pasta, que tiene el mismo equipo de producción que Miss Korea.




En conclusión es un drama bonito, entretenido y emocionante. Al menos en mi opinión.


 ¡Waikiki! 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario