domingo, 3 de julio de 2016

Oh Hae Young Again (2016) • Entregarse al amor

Oh Hae Young Again o Another Miss Oh. Un drama que en los primeros capítulos no me gustó, pero después me terminó gustando.

¿De qué se trata? Cuando Park Do Kyung (Eric) se entera de que su ex Oh Hae Young (Jun Hye Bin) se casará con Han Tae Jin (Lee Jae Yoon) quiere vengarse de ella y para eso arruina el negocio de Tae Jin. Pero resulta que con quien Tae Jin se casaría era con otra Oh Hae Young (Seo Hyun Jin), nuestra protagonista.

Do Kyung comienza a tener visiones sobre el futuro en las que ve a Hae Young incluso antes de conocerla y el destino los junta, para desgracia de Do Kyung que quiere tener lejos a Hae Young por haber sido el culpable de que se cancelara su matrimonio y que ella quedara destrozada.

Para colmo, las dos Hae Young se conocieron en la escuela donde la Hae Young protagonista se sentía muy acomplejada, porque todos las comparaban y a ella menospreciaban.

Oh Hae Young Again, un drama que trae consigo tantos dilemas. En este drama los personajes no tienen los típicos roles. esos de la niña buena con el chico malo, pero por dentro dulce o con el chico que es un sol, ni tampoco está la bruja que hace lo que sea para hacer sufrir a la protagonista y quedarse con el chico. No son los típicos protagonistas llenos de virtudes, son gente que tiene su lado bueno y su lado malo, como todos (aunque a veces me parece que destaca un poquito más el lado malo).

Empecemos por Do Kyung. Él fue el causante de que Tae Jin y Hae Young no se casaran. Cuando se da cuenta del error se siente pésimo y más encima se encuentra con que Hae Young es su nueva vecina. O sea tiene a la chica a la que le arruinó el matrimonio viviendo al lado y para colmo en sus visiones ve un futuro romántico con ella. Aunque Do Kyung trata de evitar las situaciones, no logra cambiar su futuro y alejarse de Hae Young. Tampoco hace el intento de contarle la verdad, de contarle lo que hizo y lo que le pasó a su prometido, aún cuando Hae Young pensando que no lo volvería a ver le cuenta sus secretos más íntimos. Do Kyung no puede evitar que le guste Hae Young, pero lucha consigo mismo por no concretar con ella por lo que le hizo y por la conexión que hay entre ella y su ex Hae Young.

Este hombre se deja medio influenciar por su amigo que le dice que se vengue de su ex arruinando a su novio y así de paso a ella. Independientemente de si haya sido el novio de la ex o no, no está bien hacerle eso a nadie. Aunque tampoco estoy de acuerdo con eso, por último hacerle algo directo a la ex, porque ¿qué culpa tiene la nueva pareja? Es muy infantil, por mucho que lo hayan herido, andar vengándote de los ex nunca terminará bien. Partimos el drama con un error y un error bastante grave.

Oh Hae Young vivió toda la adolescencia acomplejada, por esa compañera con su mismo nombre, pero que destacaba mucho más que ella. Todos los chicos amaban a esa compañera y todas las chicas querían ser su amiga, la llamaban la bonita Oh Hae Young para diferenciarla de nuestra Hae Young protagonista. Ahora esa Hae Young reaparece en la vida de la protagonista como su compañera de trabajo y en la vida de su ex Do Kyung a quien dejó profundamente herido después de abandonarlo hace tres años.

Hae Young protagonista odia a la otra Hae Young. De verdad entiendo que Hae Young se sienta tan mal por lo que vivió, pero creo que su error está en odiar a la otra Hae Young, cuando quienes de verdad le hicieron mal eran los compañeros de curso que la menospreciaban siempre y ahora los compañeros de trabajo que la pisotean en favor de la otra Hae Young, porque ella en realidad no tiene la culpa, es una chica bonita y simpática, por eso todos la aman. Pero tampoco es una blanca paloma la barbie Hae Young y no me puede caer bien, porque anda por ahí queriendo ser amiga de Hae Young, en su afán de llevarse bien con todos, aún cuando está claro que la chica no la aprecia y no quiere tener que ver nada con ella; siempre se pone a hablar demás contando cosas de Hae Young de su tiempo en la escuela sin darse cuenta que la humilla y tiene unos pensamientos bastante egoístas.

Me daba mucho rabia como trataban a Hae Young cuando en el colegio todos se preocupaban si le pasaba algo a la "bonita", pero no estaban ni ahí con la protagonista y algunos incluso le gritaban por llamarse igual o cuando en el ascensor los compañeros de trabajo cuando hubo sobrepeso sacaron a nuestra Hae Young, en lugar de a la otra que había entrado después y así miles de situaciones horribles que me hacían pensar: ¡pobre Hae Young!

Hae Young protagonista tampoco es una niña buena del todo. Cuando el matrimonio con Tae Jin se cancela sufre un montón, pero cuando conoce a Do Kyung casi al instante se olvida de sus sufrimiento por su prometido y le empieza a gustar como loca Do Kyung. En mi opinión esa es una fea actitud, pero igual la entiendo, porque cuando una persona tiene una ruptura tan dolorosa y alguien nuevo la trata bien, es un gran alivio. Estando tan herida se está muy susceptible a enamorarse de otra persona que te cuida y te pone atención y con mayor razón cuando es tan guapo como Do Kyung. ;)

Además Hae Young tiene unas actitudes bien locas y raras.  Cuando las cosas le salen mal se emborracha y hace el ridículo y reclama por cosas en las que ella no tienen ningún derecho. Cuando se enamora de Do Kyung Hae Young es la típica mujer a la que hieren, pero insiste e insiste y no puede parar de ir detrás del tipo aunque la haya rechazado. Hae Young promete amar sin importarle nada más y eso es lo que hace. Durante toda la serie se olvida del orgullo y va detrás de Do Kyung casi sin importarle nada más. Esto me choca un poco en ella.

Desde el punto de vista de la otra Hae Young, la Hae Young protagonista es la bruja que se interpone entre ella y Do Kyung. Y volviendo a Do Kyung desde el punto de vista de Tae Jin, es Do Kyung el malo del drama, el que hizo que él se separara de la mujer que ama. Por eso es que digo que en este drama los personajes no tienen los roles típicos.

Tae Jin no es un villano. Su error fue la forma en la que dejó a Hae Young, con una razón ridícula que hizo que la otra quedara desesperada. Se equivocó, pero no lo hizo por maldad.

A pesar de todo lo anterior, Hae Young y Do Kyung me gustan mucho como pareja. Me gusta como Do Kyung se preocupa por Hae Young aunque no quiera y como no puede evitar ir hacia ella. La relación avanza de forma emocionante y hay buenos besos. Eso sí, ya hacia el final se ponen un poco ñoños y como que ya me estaban aburriendo un poquito. Además, me empezó a dar pena Tae Jin.

El trabajo de Do Kyung es lo más original que he visto en dramas, es productor de sonido para películas y me pareció demasiado divertido ver las técnicas que usan para imitar los sonidos, los pasos, el ruido de las telas, el viento y como anda Do Kyung grabando sonidos todo el tiempo.

Lo de las visiones es lo que le da el misterio a la serie, porque Do Kyung no entiende la razón de que vea a Hae Young en ellas y cuando ve un momento clave de su vida la cosa se complica mucho.

El resto del elenco es genial.

Tenemos a la familia de Oh Hae Young, integrada por la mamá (Kim Mi Kyung) que cuando se enoja se saca la ropa y el papá (Lee Han Wi) bastante más calmado que su esposa. La mamá se enfurece con su hija cuando piensa que a hecho algo mal, pero no duda en defenderla cuando ve que a Hae Young la lastiman y no ha tenido ella la culpa. Es una excelente mamá y Hae Young la vuelve loca y la hace rabiar un montón con sus raras ideas. Pero los tres son una linda familia, muy apoyadora y unida.

La familia de Do Kyung es demasiado interesante:

Su hermana mayor Park Soo Kyung (Ye Ji Won) es la jefa de Hae Young en la compañía de restaurant donde trabajan.  Soo Kyung es una mujer que en el trabajo es una bruja estirada con Hae Young, pero en la noche siempre llega a la casa como una loca, muy borracha, despeinada y hablando en francés. Al principio me caía pésimo, pero después me terminó gustando.

Su hermano menor Park Hoon (Huh Jung Min) trabaja con él, pero lo que quiere es convertirse en director de cine. Hoon empieza a salir con Yoon Ahn Na (Heo Young Ji), la chica que atiende la tienda del barrio, una loquilla de lo más divertida que es una explosión de alegría y colorido. Aunque ella tiene unas ideas bien raras que complican a Hoon, está locamente enamorada de él. Son muy divertidos los dos, me daba gusto verlos.

Su mamá (Nam Gi Ae), una vieja bruja que quiere conquistar a un viejo con plata (Kang Nam Kil) y que vive de lo que puede sacarle a su hijo. Es una estúpida esta señora, de las peores madres que he visto últimamente.

También está Lee Jin Sang (Kim Ji Suk) el amigo abogado de Do Kyung que termina viviendo en su casa. Un loco divertido que fue el que lo impulsó a vengarse de su ex Hae Young y que anda con una y otra mujer. En los posters individuales él y Soo Kyung salen con cosas de bebés, así que desde ahí uno se puede imaginar que algo pasará.

Kim Hee Ran (Ha Si Eun) es la mejor y única amiga de Hae Young. Una productora de cine que también conoce a Do Kyung y por ahí empieza el malentendido con las Hae Young.

Hacia el final, no sé que me pasó, no sé si fue por tanto dramatismo o qué, pero si antes hubo en momento en que me encantaba, después lo veía y era sólo ok, no me emocionaba, a pesar de lo romántica que es la pareja protagonista.. O tal vez fue que con tantas cosas ya me caían mal los dos y no me importaba nada lo que les pasara. Pero eso es tema personal mío, no es el que drama se ponga malo, es que a mí ya no me gustaba tanto. Eso sí, una de las parejas finales todavía no me convence...
Oh Hae Young Again es un drama entretenido y romántico, me gustó, pero igual me hizo rabiar un poco con las decisiones y la personalidad de sus personajes. Es extraño, nunca me había pasado eso con un drama y creo que eso es lo que lo hace tan especial.

Muy original la forma en que terminó, no hablo del final-final de la serie, si no de los instantes finales, ese espacio que antes ocupaban los preview, antes de los créditos finales. No había visto algo así en otros dramas.

Termino con el OST, a pesar de que no me gustó mucho, de hecho sigo odiando Just like a dream de Ben tanto como la primera vez que la escuché. Las que me gustan son If It Is You de Jung Seung Hwan y Maybe I de Roy Kim.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario