jueves, 26 de marzo de 2015

Akatsuki no Yona (2014) ... La fuerza de una princesa

Akatsuki no Yona -The girl standing in the blush of dawn-, es un animé de 24 capítulos que se basa en el manga de Mizuho Kusanagi que inició en 2009 y aún se encuentra en publicación.

La historia trata sobre la princesa Yona, una chica pelirroja, que vive feliz en el palacio del reino de Kouka, con su padre el Rey Il, adorando a su primo Soo Won y siendo resguardada por el fiel Hak. Hasta que en el día de su cumpleaños número 16, su padre es asesinado y su trono arrebatado, por lo que Yona tendrá que huir del castillo para salvar su vida. Hak la acompañará y la protegerá en todo momento. Pronto, los dos comenzarán una travesía en búsqueda de los cuatro dragones que ayudarán a Yona, como cuenta la leyenda.

Este animé es muy bonito y emocionante. Tiene un comienzo bastante lento, porque los primeros capítulos son de introducción y se demoró varios capítulos en  pasar por fin a la acción y entrar de lleno en la historia. El desarrollo para mi gusto es irregular. Hay capítulos entretenidos, pero otros en los que me aburrí. Sin embargo, hacia el final Yona ha crecido tanto, como personaje, que me sorprendió mucho. En esos momentos la adoré. Ahí la historia se vuelve mucho más interesante, así que creo que una segunda temporada (si es que la hubiera) sería mucho mejor.
Yona me gusta como protagonista, es una chica que tenía una vida tranquila, libre de todo peligro, como en una burbuja, hasta que debe enfrentarse a la realidad del mundo, fuera de su reino, y lo hace aunque con muchas dudas con una valentía increíble. Yona no es la damisela en apuros que necesita ser salvada, ella misma se esfuerza para ser más fuerte y ser capaz de defenderse por sí misma, por más que Hak la proteja incansablemente. Además Yona, al conocer la realidad del pueblo, se preocupa por ellos y quiere lograr la estabilidad y armonía de su reino.

Hak y Yona se conocen desde niños. Hak ha cuidado a Yona por mucho tiempo, siempre pensando en que el futuro de Yona es casarse con Soo Won, pero los hechos separan a Hak y a Yona de Soo Won y los sentimientos latentes de Hak comienzan a salir.

Cada uno de los cuatro dragones: el dragón blanco, el azul, el verde y el amarillo que van apareciendo a lo largo de la serie, tiene su propia historia y personalidad. La interacción entre ellos y con Hak es muy divertida. Este animé es más bien dramático, pero también tiene buenas cuotas de humor.

La musicalización es muy linda, con melodías al estilo oriental antiguo. De hecho, el primer opening es sólo música sin letra. El primer ending es Yoru del grupo vistlip y me gusta mucho la canción. Pero en la segunda parte del animé tenemos nuevo opening y nuevo ending y estos ¡me encantan! ¡¡Es que son maravillosos!! El opening es Akatsuki no Hana de Cyntia y el ending Akatsuki de Akiko Shikata. El opening es una canción muy animada y con mucha fuerza, mientras que el ending tiene una melodía muy oriental y la voz de Akiko Shikata es hermosa y emotiva, además las imágenes del video son preciosas. Fue amor a primera oída con estas dos canciones, sobre todo con la última.
Un animé intenso, con toques de humor y romanticismo y lo mejor de todo: una protagonista fuerte y con una gran personalidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario