jueves, 10 de noviembre de 2016

Manga: Love So Life • Una dulce historia sobre la familia y el amor

Para variar un poco hoy voy a hablar de un tierno manga: Love So Life de Kaede Kouchi, publicado de 2008 a 2015 y que cuenta con 17 volúmenes.

¿De qué se trata? Nakamura Shiharu tiene 17 años, vive en un orfanato, porque perdió a sus padres y trabaja a medio tiempo en una guardería donde todos los niños la aman y en especial los mellizos Akane y Aoi. La mamá de estos niños murió y su papá escapó, así que los cuida su tío Matsunaga Seiji que tiene 27 años y es presentador de TV. Como Seiji no puede compatibilizar su trabajo con el cuidado de los bebés contrata a Shiharu como niñera.

♥♥♥

Este manga es muy, pero que muy tierno. Se pasa de dulce, porque esos niñitos son un amor, unos bebés angelicales que la mayoría del tiempo son muy buenos niños y cuando se portan mal, entienden perfectamente lo que Shiharu les dice. Y ellos son la principal razón por la que, aunque este manga no me atrapó del todo, yo seguía leyéndolo.

La historia romántica entre Shiharu y Seiji avanza de a poco y no pasan muchas cosas tan emocionantes, tampoco está ese dramatismo que se ve en otros mangas de este estilo. Aunque el romance está muy presente, me parece que la historia se enfoca más en la relación de Shiharu con los niños que en el tema amoroso. Muestra como esta niña que perdió a su mamá se siente muy identificada con Akane y Aoi, que también perdieron a la suya, y como va encontrando el amor familiar en ellos y en Seiji.

Es bonito, me gustó, pero al mismo tiempo me desesperaba un poquito, porque creo que todo es demasiado irreal. Todos los personajes son como demasiado correctitos, demasiado perfectos. Los bebés son tan perfectos y Shiharu también. Ella es dulce, buena, amable y siempre va por ahí tomándose cosas tan simples como pedir que la vecina les de una fruta, con mucha ceremonia. Será la personalidad japonesa, pero a mí me desespera cuando los personajes actúan así. Aoi y Akane son muy tiernos, Akane es toda energía y Aoi es más tranquilito y el más maduro de los dos. ¡Liiiindos! Están para comérselos. =D

También tenemos a Rio, la mejor amiga de Shiharu y Takeru, el alegre y divertido vecino de Seiji que tiene una hermanita menor. A veces hacen paseos todos juntos con Shiharu, Seiji y los niños y entre Rio y Takeru surge el amor.

Rio y Takeru no me gustan mucho como pareja. Él es universitario y ella escolar, entonces ella encuentra que la trata como una niña. No puedo entender esas relaciones sin besos y no me gustó, especialmente, cuando Rio se queja por los regalos que le hace Takeru, porque ella y las amigas los encuentran infantiles y ella quiere otra cosa. Lo encuentro una tontería, si quieres a alguien no importa lo que te regale, es especial, porque él te lo regaló. Creo que esta pareja no tiene futuro.

Nao vive en el mismo orfanato que Shiharu y está muy enamorado de ella. Es del tipo "chico malo", serio y malhumorado, pero en realidad es un muy buen chico. Pero Shiharu, aunque ni ella misma se da cuenta, sólo tiene ojos para Seiji y Nao lo nota. Y como eso de siempre me voy a enamorar de quién de mí no se enamora pasa mucho, tenemos a Honoka que ama con locura a Nao, pero él no la aguanta. Honoka, es una chica que no se quiere a sí misma. No me gustan esas niñas tan insistentes, que aunque le dicen que no, sigue y sigue. Si te rechazan, creo que está bien luchar, pero cuando no hay ningún interés por parte del otro, te rechazan 20 veces y sigues rogando, para mí eso es no tener amor propio.

Mientras avanza el manga vamos viendo como los mellizos crecen y van aprendiendo nuevas cosas, como se encariñan cada vez más con su tío, que se hizo cargo de ellos sin saber nada de bebés y tomó esa responsabilidad tan grande cuando su hermano los dejó solos y también vemos como se apegan a Shiharu y la siguen por todas partes como unos pollitos.

Shiharu y Seiji son una linda pareja, pero definitivamente, no recordaré este manga por lo apasionado de su romance, es un romance más bien dulce y pausado, que se debe enfrentar a la barrera de la diferencia de edad que es tan importante para la protagonistas, pero que yo encuentro una cosa muy menor, sólo faltaba que Shiharu cumpliera la mayoría de edad y ya.

Hacia el final pasa algo que a mí me hizo enojarme mucho. Yo decía: ¡¿pero cómo?! ¡¿en serio vas a hacer eso?!, pero después me gustó como terminó todo, así que se me pasó el enojo e incluso mejoró la opinión que tenía de este manga.

Love So Life es una historia suave, agradable y tierna, 
donde dos niños adorables se roban el corazón de todos.

Calificación:

2 comentarios:

  1. Hola guapa.

    Primera vez que leo una reseña tuya sobre manga. No conozco a la autora ni el manga, aunque al principio con el tema de cuidar niños me recordó a Aishiture baby aunque solo tenga eso en común :p.

    Madre mia, ¡17 tomos! Yo si no me atrapa un manga seria incapaz de serle fiel por tanto tiempo y tomos! Yo no lo apunto porque me gustan las series o mas cortas o con romances apasionados.

    Al menos sacaste cosas buenas de la serie aunque tiene pinta de que si hubieran condensado la historia en menos tomos habria sido mejor ¿verdad?

    Como siempre, es entretenido leerte!! Te deseo felices lecturas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!
      17 tomos parece un montón, pero eran solo 100 capítulos y no lo seguí desde el inicio de la publicación, que ahí sí que me vuelvo loca, ya estaba por terminar cuando empecé y casi sin darme cuenta fui pasando y pasando páginas...
      A mí me gustan los mangas largos y siempre los que me gustan o se quedaron a medio traducir o no tienen para cuando terminar (Skip Beat, por ejemplo) así que leo poco, por eso casi no tengo reseñas de mangas.
      Pero claro, acá podrían haber contado lo mismo en muchas menos páginas. Me gustan los mangas largos, pero si sólo van a rellenar y avanzar tan lento, no tiene sentido. En fin...
      Gracias por pasar, saluditos! =)

      Eliminar