martes, 4 de octubre de 2016

Otomen (2009) • Una pareja muy especial










Como la mayoría de los j-dramas de comedia, esta serie es hilarante. Mientras veía Uncontrollably Fond quería algo que fuera pura risa y me topé con este drama que cumple con lo que yo quería. Hay humor de manga, romance y muchas locuras.

¿De qué se trata? Masamune Asuka (Okada Masaki) es un chico muy guapo que a vista de todos es muy varonil, pero que cuando nadie lo ve le gusta coser, cocinar, leer mangas shojo y adora las cosas tiernas y bonitas, además de ser muy romántico. Él es un otomen (otome = doncella; men = hombres), como dicen en el mismo drama, él es un joven japonés, que además de ser fuerte es inteligente, pero que también le gustan y hace cosas comúnmente consideradas de chicas.

A la escuela llega una chica nueva Miyakozuka Ryo (Kaho) que es  muy bonita, pero mala en las "cosas de chicas", no sabe cocinar, es muy fuerte, le gusta el kendo y no muestra interés en el romance como la mayoría de las chicas de su edad. Y Asuka se enamora de ella.

Este drama está basado en el manga de Aya Kanno, que inició en 2006 y ya está finalizado con 18 volúmenes. El drama está separado en dos temporadas. La primera tiene 8 capítulos que duran unos 35 min. y la segunda 4 capítulos de 45 min., así que se pasa muy rápido.

Lo de Asuka es muy interesante. Tiene características socialmente asociadas a las mujeres: es sensible, dulce y le gustan las cosas bonitas y románticas. Pero a él le gustan las chicas y su identidad de género es totalmente masculina (no como le pasa a otro personaje de la historia). ¿Por qué a los hombres no pueden gustarle esas cosas? Que a un hombre le guste coser no lo hace menos hombre. Pero su mamá piensa que sí, así que él oculta sus gustos y no puede mostrar ante los demás "su verdadero ser", porque se enteraría su mamá.

A la mamá, las veces que vio a su hijo haciendo "cosas femeninas", le dio el ataque literalmente (ajajajaja :D me acuerdo de la mamá y el doctor y me río) y lo mandó a hacer "cosas de hombres" como participar en el club de kendo. La visión de la señora es que ser visto como femenino siendo hombre es una vergüenza y además sería muy doloroso para ella, porque quedó como traumada después de que alguien muy cercano le diera una noticia que nunca esperó.

Ryo es casi lo contrario que Asuka, pero no destaca tanto, porque nadie mira mal si a una niña le gusta el kendo; y si no sabe cocinar, ni coser no es tan notorio, tampoco. Que no esté interesada en la moda, el maquillaje o el romance, no la hace ser masculina a vista de los demás. Además, a Ryo también le gustan y se maravilla con las cosas bonitas, lo que pasa es que es muy torpe y brusca cuando tiene que hacerlas ella. Me gusta Ryo, porque muchas veces toma el rol de protectora de Asuka. ¡Girl power! Aunque es muy, pero que muy despistada y cuando Asuka se pone romántico, ella sale con cualquier otra cosa y se queda con esa cara de perdida que pone siempre.

Me gusta mucho el contraste entre los protagonistas. Tienen los papeles invertidos, porque Asuka es como la típica protagonista de shojo, que se enamora de una persona genial y pasa soñando con ella, mientras que Ryo es del tipo de protagonista amable, pero que no se da cuenta que al otro le gusta ella. Ryo y Asuka se empiezan a acercar, porque él la ayuda en las cosas que ella no es buena. A pesar de que él no quiere que descubran que le gusta cocinar o coser, no puede evitar ayudarla cuando ve que está haciendo las cosas mal (¡y vaya qué mal!). Asuka quiere declararse, pero no sabe como hacerlo.


Además de la mamá de Asuka (Yamamoto Mirai) que tiene un puesto directivo en la escuela de los protagonistas y del papá de Ryo (Takada Nobuhiko), un maestro de kendo que ayuda en el club de la escuela, tenemos a los compañeros de los protagonistas:

Tonomine Hajime (Kimura Ryou) es el archirival de Asuka en el kendo. Es muy serio y pareciera que vive para desafiar a Asuka y tratar de ser mejor que él en todo. Después se integra al grupo y se sabe un secreto de él que hizo que me matara de la risa por inesperado. Me da risa lo serio que es.

Tachibana Juta (Sano Kazuma) es el más cercano a Asuka. Un playboy como los llaman, el que conquista a todas las chicas. Descubre que Asuka es un otomen y escribe su historia con Ryo, porque en secreto es mangaka de shojo (a lo Nozaki-kun!). Lo chistoso es que el manga que escribe es el mismo Otomen, aunque con otro nombre. Incluso muestran las portadas del manga original. Es como si Tachibana fuera Aya Kanno. :D Su hermana Kuriko (Takei Emi) es la única que sabe que Jewel-sensei es el seudónimo de su hermano. Morí en el capítulo en que Asuka y Ryo, que leen el manga lo comentan felices de la vida, sin darse cuenta de que lo que les pasa a los personajes del manga (que se llaman igual que ellos) es lo mismo que les pasó a ellos capítulos atrás.

Ariake Yamato (Seto Koji) es un chiquillo del que todos se burlan por ser débil y tener cara de chica. Asuka lo defiende y él lo ve como su sensei. Lo más divertido es que al que todos llaman afeminado es el que cree firmemente que los hombres tienen que actuar como hombres y Asuka que es el que todos creen muy macho, es otomen. =D

Oharida Miyabi (Kiritani Mirei) es una sempai a la que le gusta Asuka. Me encanta este personaje, como habla y se ríe a lo Kodachi, como anda por la vida con su abanico y como siempre Asuka la deja hablando sola. Es tan ególatra que da risa. Me gustaron mucho sus interacciones con Tonomine.

Isono (no encontré el nombre del actor) es un compañero que se mete en un montón de situaciones divertidas. Me acuerdo cuando se volvió abuelo del susto, cuando lo dejaron amarrado al fondo del mar, cuando lo acusaron de delincuente y cuando se enamoró de la Miyu-Miyu, muy chistoso todo. Es de los mejores personajes del drama.

Y por último, la profesora Yumeko-sensei (Yanagihara Kanko). Es una loquilla que habla como adolescente despreocupada, pasa hablando por celular y ¡muero de risa cuando habla con Emi-chan! con esa voz de bebé. Qué loco tener una profesora así.


Todo es muy loco en este drama, hacen muchas parodias y aunque a veces el humor es demasiado japonés para mi gusto (y algunas parodias no las entendí), la mayoría del tiempo me hizo reír mucho.

Asuka y Ryo son de lo más tierno que hay. Él no cumple los estándares de como debe ser el perfecto hombre japonés y ella no es una yamato nadeshiko, pero está claro que los dos son el uno para el otro. Amé el final.

4 comentarios:

  1. Me encanta tu reseña, es la primera que leo de esta serie. Te ha quedado preciosa y muy chula. De esas que dejan queriendo ver la serie.

    Solo me ha faltado saber si te han gustado las interpretaciones xD

    Justamente Seto Koji y Okada Masaki son dos actores que me gustan mucho por ser super tiernos >\\\<. Ahora la apunto aún más (y hace tanto que no veo a estos niños).

    Yo lei parte del manga, aunque no pude terminarle por falta de caps en emisión y luego admito que lo olvidé pero si recuerdo sobre todo al chico playboy que era la mangaka en realidad xD

    Abrazos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Muchas gracias por todas tus lindas palabras. Me alegra mucho que pases por el blog.
      Lo de las interpretaciones se me olvidó :O siempre se me olvida algo cuando escribo una entrada, jaja... Respondiendo a eso, así breve: me gustaron todos, aunque a la protagonista a veces la encontré un poco rara, pero no se si es ella que actúa así o el personaje es así. No he leído el manga, pero me dio la impresión de que el personaje debería tener más fuerza.
      Muchas gracias por comentar =D
      Saluditos!!

      Eliminar
  2. Hola ^^
    Me ha gustado un montón la reseña. La verdad es que nunca había escuchado hablar de este manga pero gracias a ti ha despertado un gran interés en mí :P
    ¡Espero reseñas tan buenas como estas!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Me alegra que te guste y que te animes con él. Espero que te guste y lo pases bien!
      Muchas gracias por pasar por el blog y comentar.
      Saluditos! =D

      Eliminar